Deturismo.ar Deturismo.ar

Trompul, donde los mapuches esperan

Uno de los pueblos aborígenes de Neuquén que preservan un etnoturismo sobre las Rutas del Mapuche y abre un abanico de sorpresas para sus visitantes.

Patagonia 16 de febrero de 2021 DeTurismo.ar DeTurismo.ar

Hay lugares que conocemos por sus paisajes, sus alojamientos, sus festividades, su gastronomía o su cultura pero pocas veces por su etnia, de hecho visitemos el destino y no sabemos de la riqueza de su gente. En Neuquén surge la Ruta del Mapuche, un rosario de pueblos originarios que ofrecen etnoturismo para dejarse caer en un  mundo atrapante donde aprender de civilizaciones que estuvieron en nuestro país mucho antes que se fundara. 

En San Martín de los Andes, por la ruta internacional 48 al paso internacional Hua Hum un desvío que conduce al Mirador Bandurrias llega 4 kilómetros por huella sinuosa a Trompul, donde habita la comunidad mapuche Cayún. Muchos turistas cuando llegan a esos lugares esperan ver al Cacique con plumas en la entrada del poblado, lo cierto es que no lo verán ni en la entrada, ni en el interior porque ellos viven dentro de un clan organizado política, económica y socialmente, aunque conservan creencias, costumbres y leyendas arraigadas que de alguna forma se han visto agiornadas a la vida moderna.

 DSCN1401

Sabiendo del interés por conocerlos, estos mapuches están preparados para el turismo, con pequeños y rústicos restaurantes con comidas caseras, mientras que los animales andan sueltos y sumamente cuidados: patos con plumajes impresionantes, caballos lustrados y vacas que parecen pintadas. Lo atractivo de estos poblados es que viven en una especie de socialismo bien interpretado donde consiguieron por parte del gobierno el reconocimiento de sus tierras y todo le pertenece a todos.

Desde que uno atraviesa el ingreso a la comunidad, la naturaleza se desborda con cipreses, lengas, impresionantes flores silvestres que parecen orquídeas, lupinos, y una flora autóctona que le levanta como un bosque atravesado por ríos y causes. Los autos quedan en la entrada por lo que el interior es naturaleza misma con bandurrias, picaflores y colibríes alentando los colores y sonidos del lugar. El circuito más popular de la comunidad es el paraje a La Islita, por lo que llegan los turistas, que son aproximadamente 2.5 kilómetros caminando para llegar al márgen más oculto del Lago Lácar con una vista que no se consigue en ningún punto turístico tradicional desde San Martín de los Andes.

DSCN1410

Curiosidad

Particularmente en esta comunidad – a diferencia de otras en la Patagonia que han sido explotadas turísticamente- no hay ningún guía que explique esta cultura, uno va adentrándose y los mismos habitantes van sumando información con mucha hospitalidad y respeto, mientras atienden sus puestos, perdidos entre los árboles, de artesanías o mientras llevan los bueyes para la siembra o mientras que cocinan una gallina para convidarte con el almuerzo. Vivir una jornada con la comunidad mapuche, sus niños jugando a la taba y los jóvenes ofreciendo paseos en sus caballos invita a reflexionar sobre la fortaleza de una comunidad sufrida que valora la naturaleza y las creencias.

DSCN1388 

Datos a tener en cuenta:

• El circuito es muy utilizado por los amantes del trekking y el mountain bike, partiendo desde la ciudad engloba atractivos turísticos tales como el Mirador Bandurrias, Playa Blanca y La Islita. Al final se encuentra la denominada Piedra del Trompul.

• El área es ideal para el picnic diurno. Los pobladores venden dulces caseros, frutas finas y pan casero. Se puede acampar, previa autorización por parte de éstos, en la zona de La Islita.

• Se cobra acceso para ingresar.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter