Deturismo.ar Deturismo.ar

Tres playas vírgenes y autoaisladas

Costas libres de gentío, con el mar suave y la inmensidad de su naturaleza, Una gran opción para vacaciones disminuyendo riesgos en tiempos de Covid

Temas de interés 07 de febrero de 2021 DeTurismo.ar DeTurismo.ar

El coronavirus es sin lugar a duda, la mayor amenaza mundial de los últimos años, y el aislamiento obligó a mantenernos en burbujas para evitar contagios. La realidad es que aun no se superada, el verano llegó y las ganas de salir del encierro genera que comencemos a planear vacaciones con el menor riesgo posible. Por eso te traemos tres playas de la Costa Atlántica, extensas para caminar junto al mar y que son casi imposible cruzarse con otra persona.  

02

El Balneario Los Ángeles está ubicado a 30 km al sudoeste de Necochea por camino de tierra mejorado. Tiene extensas playas de arenas grises, planas, abrazada a algunas formaciones geológicas. Es un poblado que crece lentamente, pero solo cuenta con 90 casas de alquileres temporario donde apenas el 10% podría estar habitado todo el año. Sus médanos verdes dan lugar a casillas o carpas, Es un sitio donde conocer los yacimientos de pueblos originarios que conservan elementos de esos habitantes.

La Chiquita es el último poblado costero de Buenos Aires, antes de entrar en Patagonia. Se accede a través de la Ruta Nacional 3, por un camino de tierra de de 70 kilómetros que atraviesa un salitral y desemboca en esta playa desolada, de gran impacto visual. Poca intervención humana, con casitas alimentadas por la energía solar y el camping a solo metros del mar, que permite dormir con el sonido de las olas. La desconexión es un hecho, ya que hay poca señal telefónica. el plan es caminar esas extensas playas y respirar aire puro. 

01

Pocitos está ubicado por la ruta Nacional 3, al ingreso de Patagonia. Es un poblado apacible  donde se producen las mejores ostras de la costa argentina. El agua luce de un color verdoso turquesa intenso y salpica a una pequeña bahía con arena calcárea blanca. Un muelle penetra en el mar mientras pescadores llegan con su labor. Es un sitio con poco alojamiento, aunque siempre la opción camping está disponible. 

Tres opciones para disfrutar el verano en el mar argentino, libre de gentío, con la paz de la naturaleza agreste que permite renovar energías. 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter